• Cómo enseñarle a ir en bicicleta

El verano es un buen momento para quitarle las ruedecitas a la bici.

Cómo enseñarle a ir en bicicleta
Cómo enseñarle a ir en bicicleta

Durante los meses de verano, los niños tienen mucho tiempo de ocio para pasar al aire libre. Es una oportunidad única para enseñarle a ir en bici sin ruedecitas. Los especialistas recomiendan que hasta los 4 o 5 años las lleven, pero a partir de este momento, pueden aprender a ir solos. Un reto para ellos que les puede aportar muchas alegrías y diversión. No existe una receta milagrosa para conseguirlo, pero te damos algunos consejos para hacértelo más fácil.

  1. Encuentra el momento adecuado para retirarle las ruedecitas. Ni demasiado pronto ni demasiado tarde. Si crees que ya ha llegado la hora, hazlo y anímalo a encontrar el equilibrio sobre dos ruedas. Debe empezar con los pies bien apoyados en el suelo, levantándolos poco a poco hasta que coja confianza.
  1. Si no lo ve claro, los primeros días aguanta tú la bici por el asiento, dándole un poco de libertad para que encuentre el equilibrio por él mismo. Al principio no sueltes el asiento, hasta que veas que puede ir solo. Cuando veas que haya aprendido déjalo ir y corre detrás suyo, por si acaso. Seguramente se caerá más de una vez, pero para evitar golpes están los elementos de protección como cascos, rodilleras, coderas, etcétera. Y ¡tu Arnidol gel stick! No lo olvides en un momento en el que te puede ser muy útil. Aliviará los pequeños golpes de manera inmediata.
  1. Si tu hijo tiene miedo, no le fuerces. El miedo es normal en estos casos, así que sé prudente y ten paciencia. Si no es en este momento, será más adelante.
  1. Cuando ya pueda ir solo, enséñale a ir en línea recta. Coloca en el suelo unas galletas y rétalo a pasar sobre ellas. Es un método perfecto para enseñarle a concentrarse, fijarse y pedalear con el manillar recto.
  1. Y antes de lo que pienses, tu hijo ya irá solo sobre ruedas. Aunque ya tenga toda la confianza que necesita, recuérdale constantemente los peligros de ir demasiado rápido o sin fijarse en su entorno. La prudencia nunca está de más.

¿Tu hijo ya esta preparado para ir sin ruedecitas en la bici? Si quieres descubrir más maneras de divertirte jugando con tus hijos este verano, lee también Juegos de piscina para niños y Juegos infantiles para el campo.

POST RELACIONADOS

Más artículos
Efectos de la tele en el sueño de tu hijo