• Su primer chapuzón: 5 claves para que lo pase en grande

¿Ya has llevado a tu hijo a la piscina? Te explicamos 5 trucos para que se divierta.

Pasar de la bañera a la piscina es un gran paso para tu pequeño. Hay más agua y está más fría, pero es una oportunidad única para vivir una gran experiencia. A los niños les encanta el agua y, ahora que llega el buen tiempo, se lo pasarán pipa refrescándose. Te damos las claves para conseguirlo:

 

1. No metas a tu hijo de golpe en el agua. Se podría asustar y no volver a querer bañarse.

2. Acompáñalo en todo momento. Hasta que no se sienta del todo seguro, no lo sueltes. Cuando veas que coge un poco de confianza, puedes dejarle un poco más a su aire, pero contrólalo en todo momento.

3. Protégelo del sol. La piel de tu bebé es muy delicada y vulnerable ante los rayos solares. Recuerda llevar siempre contigo tú Arnidol sun, el complemento ideal para tu protección solar habitual de cara, hombros y escote.

4. La duración del baño ideal es de unos 20 o 30 minutos. Pero si quiere salir antes, sácalo. No lo retengas en el agua en contra de su voluntad.

5. Juega con él. Demuéstrale que el baño es un momento ideal para pasarlo bien y jugar. Salpícale en los brazos y piernas y déjale que te tire agua.

Si te preocupa la protección de tu pequeño, no te pierdas otros artículos como Casa más segura, menos golpes y Trucos para aliviar las picaduras de los mosquitos.

Imagen

1.4.jpg

Imagen destacada

1.4.jpg

Imagen promocionado

1.4.jpg

POST RELACIONADOS

Más artículos
Golpes en la cabeza en la etapa infantil, por Jesús Garrido