• Remedios contra el resfriado

Si no sabes cómo aliviar los síntomas de un catarro a tu bebé, sigue leyendo. Te contamos qué hacer en estos casos.

Todos podemos sufrir un resfriado, incluso un recién nacido. Pero lo cierto es que, también en niños muy pequeños, puede parecer más grave de lo que realmente es. La peor parte son las molestias que le ocasionan a tu hijo. Los síntomas de un resfriado común son muy fáciles de detectar: dificultad para respirar, tos, décimas de fiebre, … y tu bebé, al tener el sistema inmunológico todavía inmaduro, es el blanco perfecto para este tipo de virus. Así que no te preocupes más de la cuenta. Piensa que sus defensas se fortalecen con cada catarro y su inmunidad va en aumento.

 

Remedios naturales

Si no sabes cómo curar un resfriado a tu bebé o qué puede tomar para aliviarle los síntomas de gripe, tos o resfriado, te proponemos algunos remedios caseros que siempre funcionan. La tentación es correr a la farmacia en busca de medicamentos para el resfriado, pero ojo: la Academia Estadounidense de Pediatría advierte que no son seguros para los niños menores de 2 años.

El problema es que los bebés no pueden limpiarse la nariz, así que les cuesta respirar cuando están resfriados. El tratamiento siempre debe ir relacionado con los síntomas. Si tu hijo puede comer y dormir bien, lo mejorar es simplemente esperar a que pase.

Ahora bien, si lo hace con dificultad, debido a la congestión, hay algunos remedios naturales que puedes probar para intentar que esté un poco más cómodo.

1. Limpia su naricita con suero fisiológico para mejorar su respiración. Evita el uso de gotas vasoconstrictoras o descongestionantes. En cualquier caso, consúltalo siempre antes con tu pediatra.

2. Como segundo paso, para extraer mucosidad, si es espesa, puedes usar un aspirador nasal.

3. Descanso y más descanso. Como a los mayores, tu bebé necesita reposo para recuperarse.

4. Mantén la habitación de tu pequeño fresca. La temperatura ideal es 22 grados durante el día y 18 o 20, por la noche. La sequedad del ambiente tampoco ayuda. Prueba con un humidificador para facilitar la eliminación de las secreciones nasales y favorecer un ambiente menos irritante.

5. Ofrécele muchos líquidos, más de los habituales. Es favorable para la curación del resfriado.

Si te ha parecido útil este artículo, lee también Cómo bajar la fiebre de tu bebé o Qué hacer ante las enfermedades más comunes de los niños.

 

Imagen

articulo_bl_1_1.png

Imagen destacada

articulo_bl_1_1.png

POST RELACIONADOS

Más artículos
Superpoderes contra el polen